Saltar al contenido

EMPLEADAS filipinas madrid lo que nadie cuenta

empleadas de hogar filipinas madrid y toda españa

Empleadas de hogar filipinas lo que nadie cuenta.

EMPLEADAS filipinas lo que nadie cuenta: Vamos a hacer un poco de historia. En ABAHOGAR comenzamos trayendo empleadas filipinas de origen allá por el año 1996, cuando estaban los cupos abiertos y no había ningún impedimento para la tramitación.

Trajimos cientos de empleadas a trabajar a Madrid y a distintas ciudades de España. Y no sólo eso, sino que también abrimos una Agencia en Chile y llevamos varias decenas de empleadas Filipinas a Chile.

Puedo decir con mucha propiedad que el resultado fue bastante satisfactorio aunque no lo suficiente como lo esperábamos, pues, si bien es cierto es un tipo de empleado que da muy buenos resultados, no siempre es así por distintas razones.

Todas venían con experiencia comprobada de haber trabajado como empleadas de hogar en Singapore o en Hong Kong y habían pasado todos los filtros. Sin embargo, al contrario de lo que pensamos en un principio en ambas experiencias y en ambos países, el resultado no fue suficientemente satisfactorio y, desconcertantemente hubo que hacer uso de garantías.

El éxito de una buena empleada, sea filipina o de cualquier nacionalidad y que está recién llegada, está sujeto a varios factores, entre ellos la capacidad de adaptación de esa persona y las expectativas y nivel de exigencia del empleador.

Los motivos de fracaso de una contratación en origen de filipinas son generalmente los siguientes:

  1. El empleador no da el tiempo suficiente para que la chica se adapte y aprenda. Me acuerdo de uno de los primeros casos que tuvimos fue un empleador que vivía en un chalet grande, con 4 niños pequeños. La chica tenía que adaptarse a las nuevas costumbres, adaptarse a la familia, ritmo de la casa, etc, lo cual lleva tiempo, incluso meses.

A los 15 días de haber comenzado a trabajar la chica, nos llama el empleador reclamando que la empleada no era tan “profesional” como ellos esperaban y que cometía “errores”. Uno de los errores era que no dejaba bien puestos los flecos de la alfombra. Nada más que decir . Recuerdo que la chica no terminó en adaptarse bien porque no le dieron tiempo, pero se fue a otra casa y ahí estuvo muchos años.

2. Las expectativas del empleador son muy altas Aquí nos encontramos con el “problema de las expectativas”. Muchas familias contrataban Filipinas pensando que son la panacea. Muchas familias lo hacen porque, al no resultarle bien ninguna empleada que ya esté en España (sucede bastante frecuentemente y no es problema de la empleada), con una filipina piensan que no tendrán problema alguno.

Pero si la empleadora es caprichosa, tiene mal carácter e incluso con niveles de exigencia que rallan la paranoia, es bastante probable que ninguna empleada le dure, ni filipina ni nadie.

Por lo tanto, es básico que las expectativas del empleador sean reales.

Las filipinas y la estabilidad

Si bien es cierto las empleadas filipinas ofrecen bastante estabilidad, también es verdad que si una Filipina no está contenta en la casa donde trabaja, se va a ir, sí o sí. Especialmente en un país como España, en donde hay libertad para hacerlo y no conlleva ninguna penalización.

En otros países como Hong Kong o Singapure, las visas de trabajo las dan por 2 años y están sujetas a que la chica permanezca en el trabajo del empleador que la ha contratado. Son países en donde impera la ley del talión y ahí las chicas “aguantan” porque no tienen otra opción.

Esta situación, también es verdad, las prepara sicológicamente para ser más fuertes y cuando llegan a España, tienen un temple especial. Sin embargo, ésto no es seguro de nada, porque al final son seres humanos y si no están bien en un trabajo terminarán yéndose a uno mejor.

Ahora, si la chica está contenta porque recibe un buen trato y una carga de trabajo adecuada, es posible que dure muchos años. Pero ésto no sólo es con las filipinas, es también con muchas empleadas de otras nacionalidades. Tenemos empleadas de hogar contratadas de orígen y peruanas que han llegado a durar 5, 6 y hasta 8 años en la misma casa. Y no son pocas. Son las que nosotros llamamos “un lujo”.

Si el empleador tiene expectativas muy altas en el corto plazo y no le da a su empleada el tiempo de adaptación, naturalmente la relación laboral no prosperará.

3. La empleadora tampoco sabe enseñar.

Mi opinión personal, y digo “personal” porque es mía y obviamente el lector puede no estar de acuerdo, es que si usted quiere una buena empleada, tiene que saber enseñarle. Hay muchas empleadoras que quieren que su casa funcione como reloj pero ellas no saben cómo. Ojo: no estoy diciendo que la empleadora lo haga, estoy diciendo que sepa dirigir a su empleada.

Es importante que la empleadora sepa y esté conciente que hacer las labores de casa llevan un tiempo y que no se puede tener una sola persona para hacer el trabajo de 2, por muy organizada que sea. Hay que ser conciente que no se puede exigir lo mismo si hay un bebé que cuidar y que es un “gran ladrón de tiempo”, como si es una casa en que no hay niños o los niños están fuera todo el día.

Y tampoco vale la frase que la he escuchado tantas veces: “en mi casa no hay trabajo”. Yo, hasta ahora no conozco ninguna casa en donde no lo haya, pues todos los días se saca el polvo, hacen las camas, ponen lavadoras, planchado, cocina, etc.

La empleadora tiene que estar consciente también de la importancia que tiene respetar los horarios de descanso, especialmente en las internas. Pues el trabajo de casa en horarios extensivos es muy cansador. Si los horarios de descanso y especialmente el de retirarse por la noche a una hora prudente (9pm) no se respeta, la chica se quemará y optará por irse de la casa.

De verdad creo que el éxito de una buena empleada recae directamente en su empleadora, que sea capaz de dirigirla y formarla.

Cuando por una casa pasan muchas empleadas, las cuales ya han pasado filtros y procesos de selección, es porque el problema está directamente en los empleadores y no en la empleada.

En todo caso, para aquellas empleadoras que no tienen ni tiempo ni ganas, nosotros ofrecemos cursos de formación en el domicilio. Tienen un precio muy accequible y son muy útiles. En este momento ofrecemos sólo 2, pero los iremos ampliando de aquí a un mes.

Es importante que la empleadora sepa dirigir bien a su empleada y a darle órdenes, pues también he visto casos en que las empleadas hacen lo que quieren porque la señora es demasiado blanda y las empleadas se suben por la nubes. Si usted tiene este problema, contacte conmigo y le ayudaré a solucionar este problema.

4. La empleada de hogar filipina está preparada para el trabajo.. o no?

Vamos a comenzar de la premisa que todas las chicas filipinas que han llegado a trabajar a España ya vienen con la experiencia de haber trabajado como domestic helpers en otros países (honk Konk, Singapore, China, Arabia Saudí, etc.).

Pueden haber trabajado para familias asiáticas, orientales pero también hay muchos casos en que han tenido la suerte de trabajar para familias occidentales (Inglesa, francesas, etc.) . En este caso es cuando mejor preparadas están en relación a códigos de conducta, costumbres, cómo hacer una cama, comida occidental, etc.

Por lo tanto, todas las chicas filipinas que llegan a trabajar a España por lo general tienen experiencia y sólo es cosa de darles tiempo y de enseñarles.

Aconsejamos que con el servicio doméstico recién llegado o con poco tiempo en españa, no dar nada por hecho ni por supuesto. Piense que algo tan baladí como saber poner una mesa en forma correcta, para estas chicas puede ser un completo misterio.

A todas las empleadas filipinas que vienen a España les tendréis que enseñar cómo hacer una cama, cómo poner una mesa, la cocina española y costumbres occidentales. También es cierto que suelen ser inteligentes y aprenden rápido.

Seguimos con la historia… empleadas filipinas lo que nadie cuenta

Cuando vino la crisis económica pasada y el número de parados superó los 4.000.000, una de las medidas que tomó el gobierno de turno fue cerrar todos los cupos para trabajadores extranjeros.

Esto afectó a todos los trabajadores extranjeros menos a los de Perú y Chile, países con los cuales España tiene un convenio por el cual la situación nacional de empleo no les afecta.

A partir de ese momento fue posible traer empleadas filipinas sólo si el empleador presentaba un Certificado del INEM de no cobertura. Certificado que era y es muy engorroso conseguir, porque la administración si no quiere darlo, no lo da y punto. Desde ese momento nos hemos centrado en el servicio doméstico peruano, que da también muy buenos resultados y no tiene las trabas que tiene traer una persona filipina con permiso de trabajo.

Y, a no ser que haya un acuerdo con Filipinas como el con Perú, visto lo visto como va la economía, no se ve en el horizonte que el Gobierno vaya a volver a abrir los cupos, pues el paro, a pesar que había bajado, ha comenzado a subir de nuevo en forma muy acelerada.

Por lo tanto, actualmente vienen filipinas a trabajar utilizando la reagrupación familiar. Suelen ser hijas de empleadas filipinas que llevan muchos años en España. Tienen un perfil de chica jóven y las hay con y sin experiencia en servicio doméstico.

Las Filipinas que ya están en España

Las filipinas que ya están en España llevan mucho tiempo y la gran mayoría está trabajando de externa y con salarios muy superiores a lo normal. Las filipinas que siguen de internas ya lo hacen con salarios muy altos.

Como es natural, son empleadas que ya se han adaptado al mercado español y a sus costumbres.

Por otro lado hay un gran grupo de filipinos que ha emigrado del servicio doméstico a trabajos en hostelería y cada vez es más común verlos en hoteles, restaurantes; y también en tiendas, supermercados, etc.

El feedback de los empleadores.

En el transcurso de todos estos años hemos recibidos diferentes feedback de empleadores que se han puesto en contacto con la Agencia pues ya venían rebotados del “servicio filipino” y querían otras opciones.

Hemos tenido clientes que ya venían con la experiencia del “servicio filipino” y ya no querían saber nada del mismo por la mala experiencia que habían tenido. Muchos consideraban que la chica era muy fría y no se hacía con los niños, por ejemplo.

Otros quejándose que la chica se les había ido de un día para otro; y otros diciendo lo que he escuchado muchas veces: “no es la mejor trabajadora, pero como es estable, me aguanto”. Y ahí la tenía en casa aguantando muchas cosas (que posiblemente no las aguantaría a empleadas de otra nacionalidad.. esto me consta y creo que esto último es más común de lo que se cuenta y dice por ahí.

Otros quejándose porque el matrimonio filipino que tenían, se les había ido de un día para otro, sin aviso. Y en este tema la gente también se queja que dentro del matrimonio filipino la que más trabaja siempre es ella.

Otros empleadores y son muchos han probado el servicio filipino y han estado encantados, pues han encontrado a la chica que se adapte bien a su casa.

En resúmen, que hay de todo. Pero lo que sí es cierto es que poniendo en una balanza, el servicio filipino destaca. También es cierto es que al ser un colectivo al cual se le pagan mejores salarios, tienen a trabajar más motivados y a dar más de sí.

También me consta que dentro de las empleadas que hemos colocado hay muchísimas (no filipinas) que están al mismo nivel e incluso por sobre la mejor filipina que puedas encontrar.

En todo caso, si antes se las peleaban, al parecer las cosas no están fáciles para las filipinas externas ( ni para muchas), pues ya no se las pelean como antes. Hay muchas en búsqueda de empleo y tienen que competir con los otros colectivos de igual a igual.

De echo, más de alguna vez nos ha pasado de enviar a una entrevista a chicas latinas y entre medio alguna filipinas, y se han quedado con la chica latina. Creo que el carácter filipino a veces no es compatible con todas las familias españolas.

Las filipinas y el Inglés

Si usted está buscando una empleada filipina para que le hable en inglés a sus niños, preocúpese que tenga buena pronunciación y que hable. Que por ahí hay muchas con muy mala pronunciación y muy calladitas.

En fin, espero que este artículo os haya gustado. Y os recuerdo que si queréis una buena empleada de hogar es tan fácil como hacer click aquí y nos pondremos en contacto con usted en el mismo día. Y no tiene por qué ser Filipina. Hay empleadas de lujo de muchas nacionalidades y eso lo firmo.